Poner en valor la belleza de la Navidad

Las figuras de María, José y el Niño Jesús en el pesebre, son signo visible de la belleza de la familia

José, con María su esposa, subió «a la ciudad de David, que se llama Belén» (Lc 2,4)
 
Si no eres de los que ponen grandes Belenes, o pesebres con paja llenos de ovejas, puedes resaltar un rincón de tu casa, esta Navidad, con una Sagrada Familia que sea signo visible de lo que celebramos en estas fiestas, el Nacimiento del Niño Dios, encarnado en el seno de María, esposa de José.
Ven y Visítanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.