Los viernes: ¡una peli!

Hace unos años, los realizadores Eric To­le­dano y Oliver Nakache vieron un documen­tal sobre la historia de un tetraplégico lla­mado Philippe y su cuidador. De ahí surgió la idea de llevar esta historia a la ficción. Eso sí, Philippe im­puso una única con­dición: contarla en to­no de comedia. Esta premisa no fue difícil de cumplir pa­ra estos amantes del género, que ya habían es­crito dos comedias anteriormente: Aque­llos días felices (2006) y …Y tan amigos (2005). El tono tierno y el humor amable de si­tuaciones cotidianas vuelve a presentarse co­mo característica del quehacer de estos rea­lizadores. Intocable es una historia de amistad bastan­te fiel a los hechos que relata. Fila Siete.


Philippe es un multimillonario parisino que ha quedado tetrapléjico tras un accidente de parapente. Contrata como enfermero y cuidador a Driss, un senegalés barriobajero y delincuente que supone el contrapunto existencial que Philippe buscaba. De su atípica relación va surgiendo una amistad que les va a humanizar paulatinamente a los dos. A pesar de su optimismo antropológico, la película es muy francesa en su relativismo y en su ausencia de reflexión sobre el sentido de una vida amputada. Sin embargo, propone el amor como sanación, alaba la responsabilidad sobre la propia vida y exalta el valor de la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.